Archivo | Marketing Online RSS feed for this section

SCQ Comunicación

7 Ene

¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos? ¿Cómo lo hacemos? Si quieres conocernos un poco más, sólo tienes que darle al play:

 

 

*

Algunas claves del Social Media Marketing

6 Nov

Con los tiempos que corren son muchas las empresas que necesitan aumentar su número de clientes para conseguir mejores resultados (o mantenerse a flote, en el peor de los casos). Lanzar campañas de publicidad es una de las opciones que primero se plantean, pero que pronto acaban descartando por el excesivo gasto que suponen. Es entonces cuando empiezan a buscar alternativas más eficientes, que les puedan ofrecer mejores resultados con un menor coste.

Si a esta realidad le sumamos el principio empresarial que dice que “una empresa tiene que estar presente allí donde está su cliente“, las cosas empiezan a encajar. Porque el cliente está en las redes sociales;  y las redes sociales son una plataforma perfecta para lanzar campañas de una forma barata y eficaz. Y es aquí donde entra en juego el Social Media Marketing, del que os vamos a dar algunas claves a continuación, empezando por definir lo que es.

El Social Media Marketing (SMM o Marketing en Redes Sociales) es, como su propio nombre indica, aquellas acciones que se realizan a través de las redes sociales para promocionar una marca o empresa y mejorar su reputación, favorecer la comunicación y el diálogo con el cliente, conseguir nuevos clientes y tratar de fidelizarlos con contenido, ofertas y promociones que les resulten interesantes. Se trata, en definitiva, de establecer una relación más directa con el cliente (o potencial cliente) para conseguir que quiera comprar un producto o contratar un servicio que aún no sabe que necesita (como muy bien decía Steve Jobs).

El Social Media Marketing es una parte muy concreta del Marketing Online. Se centra únicamente en las redes sociales, que tienen unas características muy específicas que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar una estrategia:

SENCILLEZ. Aunque a muchos aún les resulten algo complicadas, las redes sociales se caracterizan por su sencillez, tanto de acceso como de uso. Con el ordenador o a través del teléfono móvil, el usuario apenas encuentran complicaciones para llegar a páginas de Facebook o perfiles de Twitter o LinkedIn. Las empresas deben aprovechar estas facilidades para acercarse a sus potenciales clientes.

DIÁLOGO. La comunicación a través de las redes sociales tiene que ser inevitablemente bidireccional. No se trata únicamente de estar presente en Facebook o Twitter, hay que dialogar e interactuar con los seguidores: responder preguntas, atender peticiones, solucionar quejas…y en muchas ocasiones priorizar las necesidades del cliente por encima de las de la propia empresa.

INMEDIATEZ. El. “aquí y ahora” es una ventaja para las empresas que se instalan en las redes sociales, pero también una exigencia. Del mismo modo que se pueden comunicar noticias, ofertas o promociones de una forma inmediata, en tiempo real, también es preciso atender a los usuarios en el menor tiempo posible.

DIRECCIÓN. Hay que definir una meta, porque si no se tiene claro lo que se quiere conseguir, difícilmente se conseguirá. El objetivo a lograr tiene que ser la base sobre la que construir la estrategia en redes sociales, lo que determine qué imagen dar, qué contenidos publicar, cómo responder a los usuarios…etc.

CALIDAD. La calidad debe ser siempre una prioridad. Tiene que estar siempre por encima de la cantidad, tanto en las informaciones que se publiquen como a la hora de buscar seguidores. De poco sirve publicar contenidos de forma continuada si carecen de interés para el usuario. Y de nada vale tener 1.000 seguidores si no conseguimos que se identifiquen con la marca e interactúen con ella a través de las redes sociales.

CONEXIÓN. Las redes sociales de una empresa deben estar conectadas con su página web, epicentro de una buena estrategia digital. Los contenidos que se publiquen en las redes sociales tendrán que conducir a los clientes (o potenciales clientes) a aquel lugar que mejor defina la filosofía de la empresa, en donde puedan encontrar una información más completa y conocer todo lo que esa marca les puede ofrecer. Y ese lugar es la página web de la empresa.

ANÁLISIS. Una buena presencia en redes sociales puede servirle a una empresa para realizar un estudio de su mercado, para entender mejor a los consumidores.  Las métricas de Facebook, por ejemplo, permiten acceder a un gran número de información (saber si te siguen más hombres que mujeres, de qué edades, de dónde son, cuales son sus gustos y preferencias…) . Los datos están ahí, a simple vista, y pueden leerse sin más, pero lo ideal sería estudiarlos con calma para sacar conclusiones que permitan mejorar la estrategia del negocio.

Social Media Marketing - SCQ Comunicacion

Otro aspecto imprescindible a la hora de definir el Social Media Marketing es una idea que, por el momento, pocas empresas entienden (o quieren entender).  Tiene que ver con la dificultad de conseguir resultados a corto plazo, y con la necesidad de realizar un trabajo constante para lograr que la estrategia sea efectiva. Estar presente en las redes sociales es una carrera de fondo, y pueden tardar meses en ver resultados. Es por eso por lo que hay que concebirlas como una inversión a medio/largo plazo, y nunca como un gasto.

A día de hoy aún no hay métricas claras que permitan determinar con exactitud el grado de eficacia de las estrategias llevadas a cabo a través de las redes sociales (de ahí que muchas empresas sean reacias a apostar firmemente por ellas), pero hay ciertos datos que permiten concluir que sí resultan rentables:

– El 80 por ciento de las pequeñas empresas prevé aumentar su presencia en redes sociales durante el 2014.

– El 50 por ciento de las personas que realizan alguna compra toman su decisión basándose en recomendaciones que reciben a través de las redes sociales.

– El 71 por ciento de los usuarios de las redes sociales prefieren comprar en negocios con los que están conectados a través de las redes sociales.

– El 57 por ciento de los negocios que están presentes en LinkedIn consiguieron nuevos clientes a través de esa plataforma. De las empresas que están presentes en Twitter lograron nuevos clientes un 48 por ciento, y un 42 por ciento en el caso de Facebook.

Las empresas deben darse cuenta (y cuanto antes mejor) del poder de las redes sociales para lanzar o incrementar los resultados de un negocio, captar clientes o mejorar la reputación de una marca. Hay que dejar de pensar en ellas como una moda, porque no lo son. Han venido para quedarse, y con el paso de los años seguirán adquiriendo más peso y poder del que -ahora mismo- ya tienen:

 

La conclusión de este vídeo realizado por la gente de 101 nos sirve también como conclusión del post, porque resume perfectamente lo que hemos intentado transmitir. A la hora de decidir si estar o no presente en las redes sociales, y cómo gestionarlas: “No hacer nada puede resultar caro. Hacer algo es barato”.

(( * En relación con este tema también puedes leer: Algunas claves del marketing online, Cómo cuidar al cliente en las redes sociales y Redes Sociales para pequeñas empresas y autónomos ))

Yes he can. Obama y las redes sociales.

30 Oct

Esta semana teníamos noticia de que un grupo hacker del Ejército Electrónico Sirio (SEA), defensor del presidente Bashar al Assad, había atacado las cuentas de Facebook y Twitter del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, para devolverle el favor -confesaron después-, “por haber espiado al mundo sin ningún tipo de problema ético“. Aunque las cuentas del líder norteamericano no tardaron mucho en volver a la normalidad, a nosotros nos dio tiempo para reflexionar sobre la capacidad de las redes sociales para ponernos a todos -en cierta manera- a un mismo nivel: todos podemos comunicar a través de ellas, interactuar con nuestros seguidores, vendernos, publicitarnos (a nosotros mismos y a nuestras marcas) , recibir críticas…e incluso, ser hackeados por piratas.

Y eso es cierto, pero también mentira. Porque no todo el mundo que tiene un martillo es capaz de clavar una punta. Porque aunque tengamos la posibilidad de hacerlo, puede que no seamos capaces, tal vez no estemos preparados. De ahí la importancia de saber gestionar correctamente nuestras redes sociales (las nuestras personales, y sobretodo, las de nuestro negocio), para conseguir los objetivos que nos hemos marcado.

Y en este aspecto, sí que podemos decir que el señor Obama lo hace mejor que nosotros. Lleva años demostrándolo. Y ya puestos, vamos a recordarlo.

Yes We Can

El ascenso de Obama en las redes sociales fue meteórico. En el 2007, un estudiante universitario que era seguidor del político, creó un grupo de Facebook llamado “One Million Strong for Barack“. En apenas un mes, ese grupo tenía casi 300.000 seguidores. A los asesores políticos -del por aquel entonces senador- se les encendió la bombilla (¿Una forma de llegar a un montón de gente gratis?¿Cómo no habían pensado antes en ello?) y decidieron potenciar la presencia de Obama en las redes sociales. Se posicionaron en casi todas: LinkedIn, Facebook, Twitter, Youtube, Flickr, MySpace… y apenas un año después de que aquel estudiante hubiese creado el primer grupo de seguidores, The Washington Post ya se refería a Obama como “el rey de las redes sociales”. Se convirtió en el primer presidente de la era Social Media, y éso fue sólo el principio.

En las elecciones del 2012, conscientes de la importancia que las redes sociales habían tenido en la anterior campaña, el equipo de Obama apostó muy fuerte por su presencia en Internet. El problema con el que se encontraron fue que, mientras que en el 2008 eran muy pocos los que hacían política en las redes sociales, ahora todo el mundo estaba allí. Había que darle una vuelta de tuerca a todo, y eso no resultaba fácil, pero supieron hacerlo. Nuevas propuestas como una entrevista en directo con los internautas (la primera de este tipo que hacía un candidato a presidente) siguieron cautivando a los electores.

¿Los secretos del éxito del Obama 2.0? Muchos, suponemos, pero fundamentalmente dos: una apuesta firme y una confianza clara en las redes sociales como canal de comunicación; y una estrategia digital bien estudiada y elaborada por expertos. En la siguiente infografía (realizada por Merca 2.0  ) tenéis algunas claves:

Estrategia Digital de Barack  Obama SCQ ComunicacionEn España aún no tenemos ningún ejemplo claro de un uso tan efectivo de las redes sociales en el ámbito político. Gobiernos, partidos y líderes políticos llevan años intentándolo, pero son pocos los que consiguen los objetivos a los que realmente deberían aspirar. Aún no existe, a nuestro modo de ver, esa conciencia de la importancia que este tipo de plataformas tienen para llegar a la población. Y ése es, quizás, el mayor de los errores: el no darle a este tipo de comunicación la importancia que merece. Hay mucho desconocimiento y mucha inmadurez. Se cometen grandes errores y apenas existe la interacción. La política española aún está muy lejos de poder decir eso del “yes we can” con las redes sociales.

 

Algunas claves del Marketing Online

22 Oct

Marketing Online

A %d blogueros les gusta esto: